• MBAC

LA FACULTAD DE ATRACCIÓN DE LA SCJN, AGUAYO VS. MOREIRA Y LA PONDERACIÓN DE DERECHOS FUNDAMENTALES.


El 29 de julio de 2020 la SCJN atrajo la demanda de amparo impetrada en contra una sentencia de segunda instancia de la Sexta Sala Civil del TSJ de la Ciudad de México. El juicio de origen versa sobre una demanda de indemnización por la causación de daño moral por 10 millones de pesos que entabló el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira en contra del periodista Sergio Aguayo.


La Primera Sala de la SCJN consideró que el asunto reúne las características de interés y trascendencia, por tratarse de un asunto en donde “se encuentran en tensión el derecho de libertad de expresión y derechos a la imagen, honra y honor de particulares”; esto es, se da una colisión de derechos en los que la máxima autoridad deberá ponderar los derechos del periodista y de la sociedad vs. los derechos de un ciudadano que considera se vulneró injustificadamente su esfera jurídica, por lo que la SCJN deberá resolver a la luz del texto constitucional y convencional, cuál y en qué medida debe prevalecer un derecho sobre otro ante su aparente incompatibilidad.


De la sentencia de amparo se espera que la SCJN se pronuncie sobre la forma en que el debate público generado por periodistas incide sobre las personas que ejercen cargos al servicio del estado, así como de cuestiones constitucionales y convencionales, en el que realice una sopeso de dos derechos fundamentales que se encuentran en nuestra Carta Magna, tomando en cuenta las circunstancias del caso y de los litigantes, esto es, de un periodista en ejercicio del derecho constitucional a la información y la libertad de expresión, así como el hecho de que Moreira es un personaje que ejerció un cargo público y que las declaraciones de Aguayo se dan en el marco de la detención de Moreira en España por lavado de dinero y desvío de recursos públicos.


La facultad de atracción se da en un ambiente de máxima indignación nacional por los casos Lozoya, García Luna, Duarte, Collado y Robles, por lo que sin duda, la atención pública estará muy pendiente del fallo, aunque más allá de ello, nuestro máximo tribunal tiene la oportunidad de sentar un precedente importante en los alcances y limitaciones de los derechos de libertad de expresión, acceso a la información y daño moral, así como del derecho a la privacidad de figuras públicas, es decir, de personas que por su actividad política, artística, deportiva, profesional, etcétera, se colocaron voluntariamente bajo el escrutinio del público y la prensa.


Esperamos que el hecho de que se trate de una figura pública no sea la causa oculta para estimar de trascendencia e importancia el asunto, porque ello significaría que el parámetro que la misma SCJN ha establecido, es inaccesible a quienes no ostentamos un perfil de interés social, sino porque verdaderamente habrá una aportación relevante al sistema jurídico nacional.



1 vista